Fernando Manso Photographer

Lo que no se ve en las fotos: Fernando Manso

09 Jan

Fernando Manso (Madrid), ha publicado recientemente con la editorial Lunwerg un libro de fotografías titulado “España”. Una continuación a su “Madrid”, que ya va por la 2ª edición en la misma editorial, y que había sido editado anteriormente por Turner y Turismo Madrid. En esta cuidada edición de tapas duras, realizada con papel ecológico, aparecen 131 fotografías y un prólogo escrito por Antonio López.  He elegido una de las imágenes, captada en el Valle de los Pedroches, de la que Manso cuenta, para El Pulso, sus secretos. 

Lo que no se ve en las fotos: Fernando Manso
 

El fotógrafo explica el trasfondo de una imagen escogida de su último libro, “España”.

Fernando Manso(Madrid), ha publicado recientemente con la editorial Lunwerg un libro de fotografías titulado “España”. Una continuación a su “Madrid”, que ya va por la 2ª edición en la misma editorial, y que había sido editado anteriormente por Turner y Turismo Madrid. En esta cuidada edición de tapas duras, realizada con papel ecológico, aparecen 131 fotografías y un prólogo escrito por Antonio López.  He elegido una de las imágenes, captada en el Valle de los Pedroches, de la que Manso cuenta, para El Pulso, sus secretos. 

Montes_Claros

Los secretos de la técnica: Cámara de placas. Negativo de 12x10. Óptica Scheneider. “Esta técnica requiere tiempo de preparación. Hay que ajustar el fuelle, corregir descentramientos, paralelas etc, así como medir perfectamente con un fotómetro manual y cambiar los diafragmas y ajustar velocidades”.

La historia y otros secretos: “Lo más importante es sentir la fotografía y saber observar. Respecto a esta fotografía te contaré que llevaba observando ese laguito mucho tiempo… pero no me decía nada en condiciones normales de luz. Sin embargo sabía que sería otra cosa si las condiciones meteorológicas cambiaran. Imaginé la composición y el resultado, y así fue: en pleno invierno, y con una niebla muy espesa que le daba ese carácter de misterio, el lago cambió. Pero faltaba algo y decidí poner una barquita en medio....así lo hice con la ayuda de mi hijo. Dejé que él llevara la barca a un punto que compusiera mejor y una vez allí le pedí que se tumbara para que no se viera a nadie...dejó los remos reposando y, por suerte, como no hacía nada de viento, la barca se quedó prácticamente parada. Fue entonces cuando, con una piedra, quise romper esa situación tan estática. Unas pequeñas ondas comenzaron a crear un movimiento sutil y justo en ese momento disparé. Lo que buscaba era transmitir lo que yo sentía al admirar ese momento, esa armonía simplemente " rota" por el dulce movimiento de unas ondas que se van desfigurando poco a poco, esa paz. La barca y su colocación me hicieron buscar un equilibrio... En cuanto al por qué de la barca solitaria, sin nadie, hay dos razones: su connotación plástica y de equilibrio en la fotografía; y la segunda razón es que quise que el espectador se preguntara por el significado de la imagen, el por qué”.

“ESPAÑA”. Editorial Lunwerg. PVP 29,50 €